TFR FACEBOOK TFR GOOGLE TFR INSTAGRAM
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
MODAPEDIA

Fotografía Squire UK

TOM FORD LA MODA QUE SE "SIENTE".

El Viaje estético del primer diseñador / empresario.

01 de octubre de 2018

L a irrupción de Tom Ford en la escena del mundo de la moda es tremendamente significativa, puesto que cambió el lenguaje visual de la misma, a través de impactantes campañas de marketing, sustituyendo la elegancia por el sexo como concepto base en el imaginario colectivo…Pero mejor, vayamos por partes:

La firma Gucci por aquellos primeros años 90 no era, ni por asomo, lo que es ahora. Su situación financiera era lamentable y la familia y su historia de culebrón, con asesinato incluido, había llevado a la casa a la debacle.

Ford se había graduado en arquitectura y había trabajado como estilista para algunas firmas americanas que despertaron en él la curiosidad por la moda, pero esto no le bastaba y tenía la intuición de que en la vieja Europa encontraría ese ansiado lenguaje. Tom necesitaba trabajar y salir de Estados Unidos para conocer, según él, el verdadero estilo y la clase europeas.

Los directivos de Gucci por aquel entonces se las veían y se las deseaban por encontrar a alguien capaz de sacar a flote la firma y, aunque el diseñador entró allí tímidamente, gracias a su talento las cosas no tardarían en cambiar…

Primero se encargó de diseñar las colecciones de accesorios relanzando un modelo de mujer tipo mocasín con tacón cuadrado muy famoso en los años 60 y que fue lucido por Audrey Hepburn o Jackie Kennedy, al que le añadió el genuino adorno del estribo; una selección de colores vibrantes y variedad de texturas fueron la última clave . Ante el asombro de todos, Gucci comenzó a vender de nuevo…

A la siguiente temporada ya se hacía cargo de la moda masculina y en un par más, Tom Ford pasó a ser Director Creativo de la firma teniendo, a partir de ese momento, el control y las decisiones sobre todos los productos y aumentando las ventas a límites insospechados.

MODAPEDIA

Fotografía: Georgina Grenville for GUCC 1996, Mario Testino.

Era 1996 cuando aquel desfile otoño- invierno revolucionó completamente la moda de la época. El look era básico pero impactante. Una recuperación elegante y sexy de los años 70: Pantalón de campana de terciopelo, botines con estribos, camisa de satén azul petrolero abierta estratégicamente y kolh negro en los ojos. El impacto estaba asegurado. Para las jóvenes generaciones el objeto del deseo estaba ahí de manera latente y para los expertos en moda la recuperación y homenaje a Halston era evidente.

Halston fue un reconocido diseñador americano que tuvo su época gloriosa en los años 70. Su estilo elegante y depurado fue elegido por grandes musas como Bianca Jagger que llevó un diseño de punto blanco para entrar en la discoteca Studio 54 a lomos de un caballo. Una icónica imagen que define perfectamente el espíritu neoyorkino de la época. Ford vivió su juventud universitaria en Nueva York y se convirtió en asiduo a esa discoteca por lo que bebió de toda esa influencia neoyorquina que plasmó en sentido homenaje en esa y posteriores colecciones para Gucci. Nunca ha negado esa admiración por Halston, sino que, al contrario, siempre ha reconocido ser una gran fuente de inspiración para él.

El éxito fue fulgurante y Gucci se convirtió en la firma de referencia de los años 90. Todos querían vestir de ella y todos querían a Tom Ford.
Desde ese momento la moda pasó de ser algo que debía ser  elegante en el subconsciente colectivo para convertirse en sexy como algo prioritario. Esa fue la revolución estética de  este diseñador: Cambió el pálpito de la moda para hombres y mujeres que, a partir de ese momento y hasta el día de hoy, quieren vestirse, sobre todo, para ser deseados y admirados.

Provocación e impacto fueron los conceptos utilizados y repetidos en sus campañas publicitarias. El sexo y la ambigüedad se intuían en los diseños, en los modelos y en la actitud. Todo bajo el control y la inteligencia de Ford que convertía en objeto de deseo todo lo que tocaba. Incluso él mismo se convirtió en un mito erótico gracias a su físico imponente, su elegancia y su manera de presentarse a saludar tras los desfiles. Nada se dejaba a la improvisación y hombres y mujeres suspiraban por él y por Gucci .Y él lo sabia…
A finales del milenio el grupo Gucci compro YSL y Ford pasó a ser su diseñador, sin embargo, las expectativas fueron tan altas que la primera colección decepcionó... un trabajo que se ha revalorizado con el tiempo y que Ford, como buen visionario, se adelantó a las tendencias creando una colección más propia de primeros de este siglo.

Un tiempo después una serie de problemas con los socios de la empresa le llevaron a tomar la decisión de abandonar la firma, lanzando su propia marca unos años después y llevando a cabo su gran sueño: dirigir cine. “Un hombre soltero “fue su debut en la gran pantalla; una película intimista y emotiva llena de las referencias estéticas que tanto gustan a Tom Ford y que tan fácilmente identificables son.

“Tom Ford” nació con el espíritu de crear verdaderos objetos de deseo para un público ansioso de lujo, belleza y poder: ropa, gafas, bolsos, zapatos, perfumes…todo envuelto en un halo de extrema elegancia, sexo y un profundo sentido de la belleza. Sus colecciones marcan la diferencia: Beben las fuentes de la funcionalidad americana pero están llenas de detalles y referencias a esa vieja Europa de la que, no sólo supo absorber toda su esencia, sino que la catapultó a un punto estético superior donde las antiguas bases de la elegancia quedaron obsoletas, para dar paso a un nuevo lenguaje donde la moda ya no solo sería “algo” que se pone o se luce sino “algo” que se siente y se vive.

MODAPEDIA

Por: THEO GARRIDO

01|10|2018.

NEWSLETTER

Todo lo que necesitas saber sobre moda, belleza y ruta shopping, directo a tu mail. ¡Suscríbete!

SOMOS SOCIABLES

TAGS

TOM FORD, GUCCI, ALTA COSTURA, DISEÑADORES MODA, HISTORIA DE LA MODA, MODAPEDIA, FASHION, THE FASHION ROUTE MAGAZINE, THEO GARRIDO, TFR MODA.

TE PUEDE INTERESAR