TFR FACEBOOK TFR GOOGLE TFR INSTAGRAM
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO

¿CUIDAMOS BIEN NUESTRO CABELLO?

CONSEJOS DE BELLEZA

Fotografía: Juan Garvi Peluqueros.

Desmontamos algunos de los tópicos que rodean al cuidado del cabello.

1 de Febrero de 2018

A veces desatendemos nuestro pelo o lo cuidamos siguiendo creencias equivocadas y es un tremendo error, la verdad es que siempre tuve algunas dudas y al final decidí coger el toro por los cuernos y resolverlas de una vez por todas. Para ello me acerqué a Juan Garvi Peluqueros, establecimiento ubicado en la Avenida de Asturias, 1 (semi-esquina Plaza de Castilla) y les bombardeé a preguntas.

Para empezar el primer tópico sobre el cuidado del cabello es que el pelo se cae cuando lo lavas mucho. Según Pepa Delicado, con 30 años de experiencia, el pelo hay que lavarlo siempre que esté sucio, nada de dejar a la grasa o la suciedad prosperar. Cuanto más lo laves más limpio está el folículo piloso, más se oxigena y más se fortalece. Lo que sí es cierto es que el limón natural aporta brillo al pelo, así que ningún problema por aplicar a nuestro cabello agua con zumo de limón. Esta creencia sí es válida.

El segundo tópico que Pepa Delicado intenta desterrar, en este caso en las mamás, es el no cortar el pelo a los niños con la frecuencia adecuada por mantener esos rizos tan graciosos que suelen desarrollar en sus primeros años. Esos rizos son cabello muerto y les puede perjudicar; aunque se nieguen, aunque lloren, es necesario sanear ese pelo infantil. Por cierto que los champús para niños son eso, para niños, pero no recomendables para los adultos, que tenemos otras características hormonales.

Tampoco el cuero cabelludo es igual en los hombres que en las mujeres. Los hombres tienen la glándula sebácea más desarrollada, segrega más seborrea que la mujer y por eso se les cae más el pelo. Y luego está la alopecia androgenética. Si tu abuelo y tu padre son calvos, es muy posible que heredes esa calvicie. Pero cuando hablamos de caídas ocasionales o temporales, por ejemplo por una dieta, por un estado anímico o una menopausia, un posparto (cambios hormonales) se puede combatir esa caída y en Juan Garvi peluqueros ofrecen un estudio a través de microcámara, para analizar los folículos en el estado en el que se encuentran; a partir de ahí hacen un diagnóstico y aplican el tratamiento fortalecedor y anticaída, garantizando que en un mes de uso el cabello ya está fortalecido y aparecen nuevos cabellos.

Pensemos también que hay un producto para cada tipo de cabello, que no es lo mismo el cuero cabelludo que el pelo en sí, que los “dos en uno” no suelen tener mucha efectividad práctica y que el pelo es una parte más de nuestra estética que no hemos de olvidar. Por mucho modelazo espectacular que nos pongamos una cabeza descuidada pueden arruinar totalmente el conjunto y perjudicar nuestra imagen.

Por último le pregunté a Pepa sobre un tema que a mí me parece tan importante como los cuidados cosméticos: alimentación y cabello. El pelo necesita nutrientes, así que principalmente hay que consumir alimentos ricos en proteínas y vitaminas como la A, la D y la E, y ácidos grasos como el omega tres. Una dieta equilibrada es fundamental: Frutos secos, carne, pescado, huevos, pan de grano, como el de centeno. Importante el zinc (así que cuando comas ostras, que tienen mucho zinc, ya sabes…). Comer de todo un poco, de manera racional y evitar los fritos y los alimentos excesivamente procesados. El pelo, la piel y las uñas acusan los excesos y las deficiencias alimenticias. Y si leemos cada vez más etiquetas en el supermercado igualmente es recomendable leer, con cabeza, las fórmulas con la que se fabrican los productos de cosmética capilar, para evitar parabenos, sulfatos, colorantes artificiales o que estén testados con animales.

Por cierto que las fórmulas milagrosas ni a su juicio ni al mío existen. En ese sentido algunos de los supuestos remedios caseros que leemos con frecuencia pueden perjudicar nuestro cabello y crearnos un problema a la larga. Por favor, nada de mascarillas con mayonesa o mezclas que lleven aceite, estas soluciones domésticas pueden crear un problema seborréico difícil de solucionar. Pensemos en un suelo que lleva capas y capas de cera, al final tenemos que decaparlo. En nuestro cabello podemos crear una película de grasa que hace, por ejemplo, que un tinte resbale. Al final tendremos que aplicar un champú específico durante unos cuantos días, que solo tienen los profesionales. Si queremos añadirle un protéico natural al cabello, ocasionalmente, podemos mezclar un huevo con una cucharada de miel, dejarlo durante 15 minutos con el pelo cubierto y lavar a continuación. Aunque Pepa recomienda usar mascarillas de calidad que tienen todos los nutrientes necesarios.

Uff, y yo con estos pelos, ciaoooo….

Por: MYRIAM GARRIDO.

01/02/2018

ASESORES IMAGEN MADRID

NEWSLETTER

Todo lo que necesitas saber sobre moda, belleza y ruta shopping, directo a tu mail. ¡Suscríbete!

SOMOS SOCIABLES

TAGS

CONSEJOS, BELLEZA, CUIDADO CABELLO, MITOS, TÓPICOS, DIETA EQUILIBRADA, CONSEJOS ALIMENTICIOS, TRATAMIENTOS CAPILARES, MYRIAM GARRIDO, JUAN GARVI PELUQUEROS.

TE PUEDE INTERESAR