TFR FACEBOOK TFR GOOGLE TFR INSTAGRAM
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
TFR MODA

La adicción… ¿de la moda?

El aspecto físico y la moda son dos requisitos imprescindibles que impone la sociedad.

03 de septiembre de 2016

Que levante la mano, aquel lector o aquella lectora que no se sienta gratificado comprando ropa o algún accesorio para lucir por las calles de nuestra ciudad. Y es que, las compras resultan un elemento distractor del mal humor, la tristeza o las emociones negativas, e incluso en algunos casos supone un refuerzo para la persona tras un duro día de trabajo. Está claro que cada persona tiene gustos diferentes, pero seguro que a cualquiera de nosotros le gustará al menos una marca de ropa como las que podemos mencionar en este momento: Nike, Tommy Hilfiger, Hugo Boss, Quicksilver, Chanel… ¿Alguien se siente identificado? Seguro que sí. Las marcas, utilizan como base la psicología, para estudiar los gustos de la sociedad, sus necesidades y sus deseos, brindándonos de esta manera las demandas más exigentes de los clientes. El sentimiento de pertenencia al grupo, genera felicidad y sensación de afiliación, y esto podemos conseguirlo a través de los bienes materiales que las grandes empresas nos ofrecen de forma exclusiva.

Sin embargo, el consumo excesivo puede generar problemas en la vida diaria, afectando a distintas áreas personales, y llegando incluso a convertirse en una adicción compleja de reestructurar. La compra compulsiva, se basa en la adquisición persistente de bienes que no son necesarios en el momento en el que se realiza el pago por ellos, y genera un bienestar que, con el paso del tiempo, cada vez es menos duradero. La persona afectada por este problema, es consciente de ello, pero no tiene herramientas necesarias para afrontar el problema, ni para generar mecanismos de autocontrol ante la necesidad de comprar compulsivamente. Esta situación genera ansiedad, depresión, miedo e incluso vergüenza, sin olvidarnos del desgaste económico que puede causar al cliente. En cualquier caso, cuando empieza a ser así, es necesario recurrir a solicitar ayuda.

En la actualidad, el aspecto físico y la moda son dos requisitos imprescindibles que impone la sociedad. La importancia que atribuimos a la imagen, nos exige esforzarnos cada vez más en dedicarnos tiempo a nosotros mismos, algo que no resulta tan viable con el ritmo de vida de la sociedad contemporánea. La velocidad es uno de los factores fundamentales que nos caracteriza. Y, ¿qué persona tiene tiempo de dedicarse más de una hora diaria a sí misma? Está claro que las personas que viven profesionalmente de ello, deben apostar por más de una hora de dedicación, pero el resto de sociedad, con sus trabajos a jornada "extra completa", la familia y el mantenimiento del hogar, resulta un regalo poder disfrutar de los cuidados necesarios del canon de belleza. Es por ello, que las ventas en productos materiales como ropa y accesorios, se disparan paralelamente a la importancia de la moda y el autocuidado. Las prendas, los zapatos, bolsos, y bisutería, resultan ser, de forma inmediata, reforzadores de una buena imagen, pudiendo prescindir de realizar un esfuerzo que exija más tiempo del que podemos dedicar.

Si nos paramos a pensar, esto resulta algo muy positivo, puesto que podemos presumir de una buena imagen sin abandonar nuestras tareas diarias. Sin embargo, la rapidez para alcanzar beneficios, no siempre puede resultar útil, ya que en algunos casos, corremos el riesgo de generar una rutina inadecuada, que puede causarnos daños a medio y largo plazo. No resulta dañino que en algunas ocasiones, utilicemos las compras como medio de ocio. Pero como toda acción, puede resultar adictiva, si se convierte en el único comportamiento que consigue sustituir nuestro estado negativo de ánimo, y además nos afecta social, y económicamente.

Por tanto, lectores y lectoras, podemos ser asiduos de la moda, darnos un capricho alguna vez que otra, y mantenernos en la actualidad luciendo las últimas novedades de las pasarelas, eso sí, de forma saludable y consciente. Sentirse exclusivo, no tiene porqué ser un lujo.

Publicado por: Sandra Labajos.

ASESORES IMAGEN MADRID

NEWSLETTER

Todo lo que necesitas saber sobre moda, belleza y ruta shopping, directo a tu mail. ¡Suscríbete!

SOMOS SOCIABLES

TAGS

adicción, compras, moda, compras compulsivas, sandra labajos, tfr moda.

TE PUEDE INTERESAR