TFR FACEBOOK TFR GOOGLE TFR INSTAGRAM
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
NOTICIAS DE MODA

Resort 2018 Lagos Cromáticos (Foto: Sitio oficial DelPozo)

DELPOZO

La cara y la cruz de la primera firma de moda española.

01 de octubre de 2019 | Daniel Fez

Comenzaré este artículo con aquella recurrente entradilla literaria tan extendida a lo largo de los tiempos de “Érase una vez, la historia de una firma de moda española que…” y no sigo, porque quizás y sin quererlo en esta que hoy os relato, el final no sea justamente “feliz” como correspondería al anecdotario retórico. Yo que soy mucho más castizo y con el fin de darle un toque personalizado y en mi onda, la cual ya todos conocéis, me ceñiría a uno de nuestros emblemas patrios por antonomasia: el refranero popular. “Cuando el dinero sale por la puerta, el amor salta por la ventana”. Y cierto, esto fue lo primero que se me pasó por la cabeza cuando comencé a investigar que estaba ocurriendo con la firma de moda española mas internacional (con permiso de los inditexe´s, los mango´s y otros etc´s) DELPOZO. Pero por si acaso y en homenaje al gran artífice de ésta, que no sabemos lo que durará, vamos a ponernos en antecedentes para recordar al gran maestro que fue el alma de lo que hoy por hoy es el tema que nos trae. Jesús del Pozo.

En 1974, Madrid vio emerger no a nuestro querido y recordado Jesús, (que también nació en la capital) maestro donde los hubiere, sino a su sello personal y a la firma que durante más de cuatro décadas enamoró al universo de la moda patria y externa con unas creaciones dignas de lo que yo personalmente denominaría como “Los elegidos”, siendo evidente mi devoción casi paralela, tanto a Jesús como al propio Balenciaga, en definitiva maestros donde los haya. Pero tras una repentina muerte en 2011, es el Grupo Perfumes y Diseño liderado por la familia Trólez, quienes adquieren y asumen la gestión de la firma con el fin (como suele pasar en estos casos) de darle eternidad a la marca y a la memoria de su creador, así que en 2012, es Josep Font el elegido para “reinterpretar” desde su visión más arquitectónica y personal la propia historia de la casa. Algo por otro lado, muy común y frecuente cuando el creador de una firma desaparece y que en ocasiones conlleva hasta la propia reestructuración del nombre de la misma, pasando a denominarse como DELPOZO. He leído por ahí, que hay quien se rasga las vestiduras argumentando que esta “modificación” de nomenclatura corresponde más bien a “delirios o no” del propio Font, pero como suele pasar en estos casos, no siempre llueve a gusto de todos/as los que escribimos sobre moda. Por si acaso, aquí queda y que sirvan como muestra para refrescar memorias, los casos de Dior (Christian) Versace (Gianni), Saint Laurent (Yves) entre otros ejemplos, en los que una vez desaparecido el fundador de la marca y en un giro empresarial que yo personalmente lo achaco más a la “lógica”, es algo que se repite a lo largo de la historia obedeciendo a rotaciones comúnmente habituales, salvo excepciones claro. Hay personalismos como es el caso de la famosa e histórica Casa francesa Lanvin, a la cual y por obra y gracia de las ínsulas de su españolísimo director creativo por aquel entonces, se la denominó como Lanvin-Castillo. Así con esto, no pretendo desmontar la letrada opinión de compañeros que atribuyen ese alarde de “ego” personal de Josep, pero… ahí queda.

NOTICIAS DE MODA

En 2012 Josep Font el elegido para “reinterpretar” la firma desde una visión más arquitectónica y personal de la propia historia de la casa.

Pero fuera de seguir referenciado, recordando, vanagloriando o simplemente introduciendo el sentido de este articulo, prefiero pasar a lo mollar y a lo que actualmente me o nos preocupa y que simplemente es: ¿Qué está pasando con DELPOZO?. Pues sí, más quisiera yo tener la respuesta porque sin dudarlo un segundo os la daría, pero lógicamente no es a mí a quien corresponde ponerle el “nombre” a la situación actual por la que está atravesando la empresa, sino a un gabinete de prensa que aunque en ocasiones “hermético” mide y dosifica todo lo que se cuece dentro y que no es poco. Aun así, espero poder relataros lo más fielmente posible que me permita la confidencialidad, cual es la realidad actual que atraviesa una firma que llego a contar con más de 80 trabajadores y que en la actualidad apenas supera la decena, recurriendo como buen refranero, a lo que creo yo saber y es por eso por lo que os decía lo de la puerta y lo de la ventana. Tras casi 6 años al frente de la firma, Josep Font dice “adiós” y ahí os quedáis a los que os dejen (esto es de mi cosecha, que conste) porque efectivamente, a lo largo de septiembre de 2018, Josep Font sale por la puerta, pero poco, muy poco después, parte de su equipo es empujado por la ventana a razón de un ERE que hizo reducir la plantilla en 20 empleados menos, así que vayamos haciendo cuentas. Pero aquí no queda la cosa, con el fin de reflotar “empresarialmente” la firma (porque que no se nos olvide, que el amor a la moda puede ser eterno pero las cifras son las cifras) se decide dar un giro artístico a la misma para adecuarla a un mercado más digamos “de perfil bajo” streetwear vaya y salir así de ese crepúsculo de Prêt-à-Couture al que nos tenían acostumbrados y que durante años se paseó por las mejores pasarelas americanas e inglesas y como no, sobre los cuerpos más elitistas y exquisitos del panorama internacional. Evidentemente no voy a citar a las clientas, para qué, pero haberlas y muy muy buenas siempre las ha habido.

Esta encomienda de restructuración y adaptación a un perfil más “de calle” se le encarga a Lutz Huelle, una joven promesa alemana, que aunque de perfil bajo para algunos/s (se formó en la Central Saint Martins de Londres, entró en Maison Martin Margiela, consultor de Max Mara, y etc. Lo que viene a ser un perfil bajo vamos) y al que se vende con bombo, platillo y casi con reverencias de Jefe de Estado como salvador de la nueva imagen de DELPOZO. El objetivo no era otro que acercar esa casi “alta moda” que sin ser prêt à porter, tampoco podía ser alta costura (recordemos: Paris y Chambre Syndicale) a un mercado más accesible, con la incorporación de nuevos productos entre los que como pilares fundamentales estaban desde los artículos de óptica y la perfumería, hasta prendas mucho mas informales. No sé si a los extremos de riñoneras de loneta con el logo, camisetas básicas de algodón serigrafiadas o hasta sudaderas de llévese 3 y pague 2. En fin, lo que viene a ser bajarse al pueblo llano aprovechándose del tirón de la MARCA como escaparate, para así superar las terribles pérdidas económicas y el no cumplimiento con las expectativas de venta esperadas. Pues a estas alturas y aunque estables dentro de la gravedad, nos encontramos en la siguiente fase: El flamante nuevo fichaje de la firma, sigue sin presentarnos sus propuestas personales tal y como nos lo prometieron desde la empresa claro. De lo último que sabemos, es de una colección otoño-invierno 2019 que planteada y creada en su momento por el atelier, fue simplemente supervisada por el nuevo director, del cual nos aventuraron la presencia de una colección “resort 2019” que jamás llegó y todavía seguimos esperando y a este paso… esperad esperad…

Y por qué digo lo de que seáis pacientes que algo llegará, porque por lo pronto el 27 de septiembre Luth Huelle ha presentado la colección de “su” propia firma en la semana del prêt à porter parisina, por lo que si queréis ver algo, mirad lo suyo (que sin ánimo de desmerecer al creativo, son magnificas sus propuestas), porque de DELPOZO me temo que poco vamos a poder disfrutar por ahora, ya que si antes estábamos estables dentro de la gravedad, ahora se nos ha complicado la cosa y ya hemos pasado al coma inducido con el cierre de sus flagship stores (tiendas propias, buques insignias de la marca) de Londres y de Dubai (y que no lo digo yo ehhh, que lo podéis ver en su propia web).

NOTICIAS DE MODA

Recientemente la firma ha cerrado sus flagship stores de Londres y de Dubai. Foto: Flagship Store Madrid (Facebook oficial)

Pero aquí no queda la cosa, con un nuevo y reciente empujón de empleados por aquella ventana por la que os decía saltaba el amor cuando el dinero salía por la puerta, nos estamos quedando bajo mínimos. Y eso que aún recuerdo unas declaraciones recogidas por otro medio especializado en moda, en las que el Director General de la marca Pablo Badía, decía que el objetivo era consolidar al nuevo equipo (después del ERE de los primeros 20) y reordenar algunos puestos de trabajo, según él mismo, “dando oportunidades a la gente de la casa”. En definitiva, que de 80 o poco más o poco menos nos quedamos con 60 (o poco más o poco menos, que luego me demandan). Pero la realidad es que a día de hoy, los que han conseguido no sabemos por cuánto tiempo mantenerse, apenas se podrían contar con los dedos de una mano, ósea que de estables dentro de la gravedad hemos pasado a grave, muy muy grave.

Y si muy grave, pero no al borde de un desenlace fatídico ya que el Grupo Perfumes y Diseño propietaria de la firma ha tomado la decisión de centrarse en su negocio de perfumería selectiva y encontrar un socio industrial que mantenga el plan estratégico de la empresa de moda y lo ha encontrado, por lo que en una “bocanada de aire” a esta agonía, la empresa se desprende de la mayoría del accionariado a favor de un importante grupo internacional del sector experto en moda. Los términos exactos de la venta aún están en negociación pero según hemos podido saber, alrededor de un 15% del accionariado seguiría siendo propiedad de la firma y el resto adquirido por un comprador que “por expreso deseo del mismo” no será anunciado hasta dentro de pocos días. Así que para finalizar este artículo, hago como suele ser habitual en mi una reflexión muy personal recordando aquello de “Érase una vez, la historia de una firma de moda española que…”. Y es que una MARCA de moda tal y como yo la entiendo, conserva su identidad propia la gestione el director creativo que la gestione. Es de lógica renovarse, transformarse, legítimo el afán de ampliar nuevos horizontes de mercado pero en definitiva siempre mantener la esencia de su creador. Espero y deseo que no seamos capaces de vivir el ocaso definitivo de DELPOZO tal y como lo conocemos porque en la moda española no estamos para sobresaltos, por lo que deseamos que esta nueva inyección de positividad empresarial nos haga cerrar aquellas puertas y ventanas de las que hablábamos y el cuento termine con un final feliz. Como debe de ser.

NACHO FRAGA

Por DANIEL FEZ

01|10|2019.

NEWSLETTER

Todo lo que necesitas saber sobre moda, belleza y ruta shopping, directo a tu mail. ¡Suscríbete!

SOMOS SOCIABLES

TAGS

MODA, NOTICIAS, DEL POZO, JOSEP FONT, DISEÑADORES ESPAÑOLES, ALTA COSTURA, DANIEL FEZ, TFR MODA.