NOTICIAS DE MODA

Noticias de moda

El impacto del coronavirus pone en riesgo la industria de la moda española

Es el momento de ser responsables, reconocer los errores, arrimar el hombro y afrontar nuevos retos para salvar la Marca España.

04 de mayo de 2020 | DANIEL FEZ.

Siempre que escribo e independientemente de la temática que exponga en un artículo suelo seguir un mismo patrón: reflexiono, investigo, planteo la estructura, analizo pros y contras, consulto fuentes en caso de que existan, ¡et voilà ! Me pongo manos a la obra. Y es que a los/las que generalmente seguís de una forma fiel la información que facilitamos en este medio digital de moda y que como sabéis, somos fieles defensores de la Marca España de Moda, en esta ocasión y dadas las desagradables circunstancias socio-económicas que estamos atravesando, me resulta complicado seguir el esquema lógico.

No deseo caer en la tentación de recurrir nuevamente en algo que vengo reivindicando desde hace tiempo en otros textos publicados, y es simplemente hacer una llamada de SOS sobre la Marca España de Moda. Pero como os digo, no voy a entrar a recordar esto que he puesto de manifiesto en varias ocasiones y que ahora y más que nunca toma por desgracia un protagonismo desmerecido. Tenemos mucho y muy bueno en lo que a moda se refiere pero también nos falta humildad para reconocer que hay cosas que desde hace mucho tiempo no se están haciendo bien y quizás sea el momento de que reflexionemos y entonemos un mea culpa con un solo fin, salvar el desastre. Pero no un arrepentimiento de boquilla como venimos acechando desde hace años, sino con un análisis realista, veraz y constructivo. Sabiendo escuchar cuando se nos demanda si realmente se está haciendo bien o se están primando a golpe de telefonazo los intereses políticos y personales antes que los de la propia industria de la moda.

Pues mis queridos y queridas, he de deciros que en este articulo voy a llamar a las cosas por su nombre pese a quien le pese. Porque ante una situación como la que estamos viviendo, el servilismo, el conformismo y la ausencia de autocrítica no tienen cabida. Estamos acostumbrados de una forma ya casi enfermiza a derivar las responsabilidades y achacar las culpas de nuestras desgracias y las de la industria de la moda en nuestro país siempre a los agentes externos con expresiones tan recurrentes como:… es que la prensa extranjera no nos da la cobertura suficiente… los mercados externos nos tienen vetados… el aparato del Estado no invierte en promocionar la moda Made in Spain…, … la culpa es de París, Milan, NY o Londres… o el dichoso calendario de la MBFWM, que suele ser muy recurrente para excusar los fracasos. Pero ahora más que nunca lo tenemos a huevo, y es justamente esto lo que tenemos que evitar, que se repita el patrón de: … la industria de la moda española se va a pique a causa de la pandemia… las pérdidas en el sector textil español son incalculables por culpa del virus… la falta de previsión y apoyo del Gobierno y las Instituciones aboca la marca España a su extinción… Y así una sarta de justificaciones, que aunque en la actualidad sean totalmente veraces, han dejado de tener credibilidad por aquello que se suele decir que una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad. Y con ello vuelvo a repetir para los/las susceptibles que haberlos haylos, que todo esto hoy por hoy tiene desgraciadamente sentido, pero se ha abusado tanto de ello que ha perdido su parte de veracidad.

Con este largo etcétera de auto-justificaciones, solo pretendo de una vez por todas que seamos conscientes de los años y años que llevamos quejándonos mucho y actuando muy poco. Y es aquí y ahora cuando debemos de hacer autocrítica y tirarnos todos de las orejas, arrimar el hombro y dejar de actuar como un ejército de palmeros. Es entonces y en ese momento cuando procederemos en consecuencia y se encontraran soluciones que puedan paliar esta desesperante situación para miles de familias.

Noticias de moda

Datos escalofriantes para hacer una profunda reflexión son los que facilita la Asociación de Creadores de Moda de España ACME, en los que cuantifican las perdidas del sector en torno a 360 millones de euros de abril a junio por culpa de las continuas anulaciones de pedidos, la paralización del sector por el confinamiento y la falta de suministros para confección. Con muy buen criterio, su presidente el diseñador Modesto Lomba afirmaba recientemente que fabricar en China casi el 90% de lo que consumimos es caótico y por supuesto, no quiero quitarle la razón porque la tiene (y de palmero nada de nada, realista). Pero, ¿ha tenido que ocurrir esto para que nos demos cuenta? Era algo predecible y siento decirlo así, desde el momento en el que el talento Made in Spain llevaba años denunciado el incremento del consumo de moda procedente de otros países y la ausencia de apoyo a la moda que se fabricaba aquí en el nuestro. ¿Quizás por la elevación de precios? ¿o por qué hemos intentado competir en mercados y ante Titanes imposibles para nosotros?, deberíamos replanteárnoslo seriamente. Pero aquí no queda la cosa.

Admiro y respeto a los que día a día y al pie del cañón, están en sus talleres creando lo que se supone deberíamos vestir y defender los demás como ocurre en otros países pero… hagamos otra reflexión. Igual, nosotros mismos, que por deporte nacional solemos culpar al consumidor de adquirir productos textiles de otros mercados, somos también incoherentes y poco responsables cuando compramos las materias primas en el exterior, ayudando así a liquidar la maltrecha industria textil que tuvimos en nuestro país. Y sí, digo tuvimos porque desgraciadamente cada vez queda menos de aquel motor empresarial textil que casi suministraba en su totalidad a los grandes mercados internacionales y que encontraban en nosotros “la calidad” que otros no les ofrecían, pero como siempre, apreciamos más lo externo que lo propio. A colación de todo esto os recomiendo un estudio de la Universitat Autònoma de Barcelona de Montserrat Llonch y Esteve Deu sobre la desindustrialización del sector textil catalán. Ahí lo llevamos…

Pero es que si seguimos analizando el panorama actual, el informe sobre el sector de la moda en España y el impacto del COVID-19 elaborado por EY y la consultora Boston Consulting Group, es demoledor. Sitúan la reducción del sector en un 25% además del sacrificio de un tercio de los empleos actuales. Total, según esta fuente, hasta el 40% de los ingresos anuales podrían estar en riesgo, y no sigo porque me dan ganas de llorar.

Ahora se hace manifiesta aquella frase hecha de “nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena” que fuera de cualquier tipo de connotación religiosa, nos viene a recordar que llevamos años intentado mantener una lucha por el liderazgo mundial en el mercado de la tendencia en moda y ja ja ja. Derrochamos inútilmente recursos en contiendas con los grandes mercados internacionales y grupos empresariales que simplemente nos manejan como a marionetas en un teatro de guiñol. Y ni contaros ya de la cantidad de creativos y creativas que por diferentes motivos y discrepancias con las estructuras actuales migran desde las pasarelas españolas al calor de otros escaparates. Eso debería de ser impermisible, aunque en muchos casos es más que justificable.

Noticias de moda
Foto: Interior tienda García Madrid.

Permitidme además que os diga, que ese lanzamiento de órdagos ridículos y suntuosos de la moda española en otros escaparates internacionales que hemos permitido como parte de promoción, han podido ser efectivos en ciertos periodos, pero creo sinceramente que de unos años para acá, y ahí están las cifras, los grandes compradores se lo han pasado todo (lo español) por el mismísimo pespunte. De todo ello hemos de reflexionar sin egoísmos, con un elevado nivel de autocrítica y sobre todo y más importante haciendo desde las organizaciones e instituciones letradas un llamamiento de inmediato a filas para “arrimar el hombro” como el que ha coordinado Maya Hansen de fabricar mascarillas. De una vez por todas vamos a dejar de querer mostrar fuera lo que no somos capaces de vender dentro. Para mí ese es el autentico patriotismo y no el españolismo de pandereta y encaje de algunos, que cobrando de un ente público, le dan vidilla a las pasarelas internacionales porque “lo nuestro” se nos queda corto, ¡venga ya ! (Lo siento pero tenía que decirlo).

Ya os explique al principio, cuál era mi estructura argumental para elaborar un artículo aunque a veces me falle. Cierto es que estamos muy sensibilizados con esta catástrofe que afecta tan de lleno a la industria de la moda española y a la tan apreciada Marca España de Moda, pero no quiero ir terminando esta exposición desde el corazón, con un sabor de boca amargo. Aunque la mayoría ya lo sabéis, los cambios traumáticos como este, porque sin duda lo es, no siempre tienen que ser para peor, o por lo menos de ellos debemos de aprender a extraer lo positivo porque que sin duda somos un sector fuerte y sobrado de ilusión. Esta pandemia seguro que nos va a enseñar a ver las posibilidades de mercado de otra manera, y el papel de cada uno que lo conformamos de una forma más realista y menos artificial. Pero que no se nos olvide, con un agudo sentido de la autocrítica y sí es necesario con nuevos planteamientos de gestión, porque queda patente que venimos equivocándonos desde hace tiempo y es ahora cuando toca plantear soluciones meditadas. La primera o la segunda guerra mundial las vivimos ya desde un prisma muy lejano, pero no dejan de ser un par de ejemplos recurrentes que muestran como un análisis sincero, una gestión realista y mucha autocrítica dio como resultado una nueva visión de las necesidades con respecto al mercado de la moda. Y aunque triste, de estos ciclos inesperados y dolorosos debemos de aprender para reflexionar a mejor.

Esta visto y comprobado que lo barato nos va a salir caro. En estos momentos en los que la teoría se nos da a todos muy bien, más vale empezar desde ya a repensarnos en producir potenciando la industria de la moda en nuestro país y educando mas en valorar lo hecho en España, aunque suponga un sacrificio tanto para los consumidores como para los empresarios. Y como dije al principio, debemos de hacer autocrítica y tirarnos de las orejas todos y todas. Es de justicia además que recordemos el dolor de aquellas familias y compañeros de cualquier ámbito dedicado a la moda, que en estos momentos lo están pasando mal y decirles que aunque cometamos errores y en ocasiones nos supere la fantasía y la ausencia de realismo, tenemos Marca España de Moda para rato y que de eso no os quepa duda.

Daniel FezPor: DANIEL FEZ. | 04/05/2020
META-TAGS

COLECCIONES

RETOS ECONÓMICOS

IMPACTO ECONÓMICO

MARCA ESPAÑA

COVID-19

TENDENCIAS

STREET STYLE

NOTICIAS

MODA

TENDENCIAS

THE FASHION ROUTE MAGAZINE

Marketing Digital

PODRÍA INTERESARTE

#NOTICIAS DE MODA
Últimas noticias y novedades del mundo de la moda: actualidad, lanzamientos de moda, diseñadores
#TENDENCIAS DE MODA
Los looks y tendencias de moda de la temporada. Descubre lo que más se lleva.
#PASARELAS
Sigue todos los desfiles de las pasarelas a nivel nacional ¡al minuto !
#ENTREVISTAS
Toda la información sobre diseñadores, marcas, modelos y colecciones del mundo de la moda