NOTICIAS DE BELLEZA

Daniel Fez

Diario de un viajero forzoso

“Con Diario de un Viajero Forzoso, he llorado muchas veces mientras escribía la historia”

13 de mayor de 2020 | SYLVIA GARGUT

La primera novela de DANIELFEZ nos habla del fenómeno de las migraciones para contarnos una preciosa historia de la postguerra española.
Mi padre siempre decía: «Para que un hombre se sienta completamente realizado en la vida, debería plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro». Es más que evidente que se trataba de otros tiempos, pero así justamente es como ha querido nuestro compañero Daniel comenzar su primera novela en la que ha volcado sus emociones para apartarse momentáneamente de la moda, que es sin duda una de sus grandes pasiones y así centrarse en retratar la historia de las migraciones españolas a tierras americanas de mediados del siglo XX.

Con una infancia que transcurre a caballo entre Venezuela y España, Daniel Sánchez o lo que es lo mismo DANIELFEZ, establece su residencia definitiva en Granada. Paralelamente a su faceta como diseñador y redactor de moda para diferentes publicaciones nacionales, se embarca en una de sus grandes pasiones; la escritura. Así que aprovechando el manuscrito heredado por su padre, publica esta primera novela. Como él mismo reconoce, no es escritor ni pretende serlo, simplemente es una forma de expresión que al igual que desarrolla con la moda, se enorgullece de poder hacerlo en esta ocasión con la propia historia de su familia.

El mismo año del fallecimiento de su padre, decide recopilar una serie de documentos, dibujos y un manuscrito legado por éste en el que se relata la historia vivida por un joven de 23 años que deja Granada a mediados del S.XX y en la clandestinidad con el fin de buscar un futuro mejor. Embarcándose en una aventura que dura seis meses; la de cruzar el océano Atlántico rumbo a América. Diario de un Viajero Forzoso narra una historia de la posguerra española, un claro ejemplo de superación y de lucha; la de aquellos que arriesgan su propia vida ante el peligro y las adversidades, con un solo fin: encontrar un futuro mejor. En esta ocasión, vamos a ser nosotros quienes vamos a entablar un dialogo con nuestro compañero para que nos hable un poco de la obra y nos cuente en primera persona todo lo que ha supuesto enfrentarse a un reto de esta magnitud cuando además, las emociones forman parte de esta historia. Entrevistar a Daniel no resulta fácil, porque nuestro redactor más “acido” está acostumbrado a que le contesten y no a verse sometido a un cuestionario de preguntas, pero a sabiendas de lo impredecibles que pueden ser en sus respuestas, voy a intentar exprimirlo al máximo que para eso juega en casa.

Mensualmente leemos tus artículos de opinión, tendencias, ojo crítico o modapedia entre otros, porque si hay un campo en el que te desenvuelves con soltura es el de la moda. Hasta ahora claro. Por eso, en esta ocasión queremos que nos cuentes un poco a que se debe esta nueva faceta en la que descubrimos a un Daniel menos cronista y más narrativo.
Ni yo mismo sabría contestarte a esto Sylvia, simplemente ha sido la necesidad de homenajear la historia de miles de españoles que durante la posguerra dejaron su país para buscar “el sueño americano” y francamente, he disfrutado muchísimo narrando estas odiseas. Aún más y a sabiendas que fue mi propio padre uno de esos protagonistas.

Prácticamente desde que nos conocemos, me venías hablando de esta novela y de los pros y los contras que han supuesto escribir sobre un periodo de la vida de alguien tan significativo para ti como es tu padre. ¿En qué momento decidiste darle forma a ese diario?
Cuando papa fallece en junio del año 2014, me propongo de inmediato comenzar a darle forma a la estructura que conforma la historia. Ese mismo año viajo a Las Palmas para documentarme e intentar organizar el contenido a lo que va a ser la propia historia pero me invade una sensación de miedo y pena al mismo tiempo que me fuerza a tener que dejarla por un tiempo. Quizás fue una pequeña catarsis en la que la proximidad de su muerte y la mezcla de sentimientos, me jugaron una mala pasada. Con esto Sylvia me pasa igual que con la costura. Como algo se me atranque o no evoluciona como es de mi agrado, necesito dejarlo momentáneamente y dedicarme a otra cosa, y justamente eso fue lo que hice.

Daniel Fez

Debe de ser precioso revivir una historia así de alguien tan cercano a ti, pero al mismo tiempo debe resultar un tanto doloroso revivir recuerdos. ¿Qué ha supuesto para ti rememorar esas vivencias de tu padre? Y al mismo tiempo, ¿qué vamos a encontrar en el Diario de un Viajero Forzoso y cómo definirías esta obra?
Aunque era una historia que yo había oído de su propia voz en infinidad de ocasiones, enfrentarte a un legado con tanto contenido y “vivir” en primera persona todo lo que pasó hasta que llego a América, donde además aparece también la imagen de mi madre, se me hizo bastante duro. Yo siempre pensé que lo conocía bien, o por lo menos todo lo que un hijo puede conocer a su propio padre pero ha sido curioso que a través de esta novela, he aprendido a entender mucho mejor su carácter, sus manías, sus inquietudes y mil detalles más que siempre me habían pasado desapercibidos.

Diario de un viajero forzoso es justamente eso, el día a día de un joven de 23 años que abandona sus raíces en plena postguerra española y que sin medir las consecuencias, emprende un viaje en busca de la libertad espiritual y de una situación económica más holgada. Creo que es ese reloj biológico que te dice “vuela del nido” y a él le ocurrió con 23 años. La situación de España en aquella época era la de un país que se intentaba recuperar de una guerra pero… que no terminaba de abandonar el “blanco y negro” con respecto a otras potencias donde emergía la modernidad. Cuando eres soñador, aventurero y luchador como era mi padre, no hay nada ni nadie que te impida volar hacia un futuro mejor. Actualmente vivimos una situación similar con migraciones extranjeras que llegan a nuestros países huyendo del horror y que nos deberían de resultar muy familiares, ya que esta obra habla justamente de eso.

¿Y qué ha sido lo más difícil Daniel? Porque imagino que habrá habido momentos en los que habrás deseado tirar la toalla y dejarlo todo.
He de decirte que he vivido la obra como si fuera un espectador. Gracias a los testimonios gráficos de los que dispongo, he ido creando una película en mi mente en la que veía a mi padre navegando por el Atlántico, paseando por las palmas o remando en aquella maldita balsa para conseguir llegar a tierra. En ocasione algunas de esas visiones me han ocasionado dolor, pero paralelamente he descubierto unas vivencias apasionantes y sorprendentes desde la mirada de un joven de 23 años y en 1949. Situaciones inverosímiles y descubrimientos asombrosos que hoy día forman parte de nuestro devenir pero que en aquella época, pocos tenían la suerte de vivirlo. No te puedo ocultar que con Diario de un Viajero forzoso he llorado muchas veces mientras escribía la historia.

Aunque el hilo conductor de la obra es la historia de un joven de 23 años, en la novela interactúan otros muchos personajes que aportan pinceladas novelísticas en aquel viaje que duró prácticamente 6 meses. ¿Cómo ha sido entrar en ellos y construirles una imagen y una vida en torno a la figura de tu padre?
Maravilloso. He amado y he odiado a partes iguales a todos y a cada uno de ellos. Ten en cuenta que la imagen de mi padre la tengo muy presente, pero del resto solo he tenido las pinceladas que el mismo les dio en sus memorias. Aún así, les he construido caras, ademanes, caracteres y he intentado a cada uno de ellos darles el justo lugar que se merecen en la obra. Cierto es que detrás de cada uno de ellos se esconden maravillosas historias que hubieran complementado a la perfección la obra, le hubieran otorgado, además de muchas más paginas aumentando la odisea y otorgándole un sentido más novelístico. Pero he creído conveniente conservar la esencia de las memorias que me legó mi padre y retratar un solo protagonista y muchos actores secundarios. Aunque tal y como te digo, cada uno de ellos se merecería tener su propia historia.

Daniel Fez

Debe de ser precioso revivir una historia así de alguien tan cercano a ti, pero al mismo tiempo debe resultar un tanto doloroso desenterrar recuerdos. ¿Qué ha supuesto para ti rememorar esas vivencias de tu padre? Y al mismo tiempo, ¿qué vamos a encontrar en el Diario de un Viajero Forzoso y cómo definirías esta obra?
Aunque era una historia que yo había oído de su propia voz en infinidad de ocasiones, enfrentarte a un legado con tanto contenido y “vivir” en primera persona todo lo que pasó hasta que llego a América, donde además aparece también la imagen de mi madre, se me hizo bastante duro. Yo siempre pensé que lo conocía bien, o por lo menos todo lo que un hijo puede conocer a su propio padre pero ha sido curioso que a través de esta novela, he aprendido a entender mucho mejor su carácter, sus manías, sus inquietudes y mil detalles más que siempre me habían pasado desapercibidos.
Diario de un viajero forzoso es justamente eso, el día a día de un joven de 23 años que abandona sus raíces en plena posguerra española y que sin medir las consecuencias, emprende un viaje en busca de la libertad espiritual y de una situación económica más holgada. Creo que es ese reloj biológico que te dice “vuela del nido” y a él le ocurrió con 23 años. La situación de España en aquella época era la de un país que se intentaba recuperar de una guerra pero… que no terminaba de abandonar el “blanco y negro” con respecto a otras potencias donde emergía la modernidad. Cuando eres soñador, aventurero y luchador como era mi padre, no hay nada ni nadie que te impida volar hacia un futuro mejor. Actualmente vivimos una situación similar con migraciones extranjeras que llegan a nuestros países huyendo del horror y que nos deberían de resultar muy familiares, ya que esta obra habla justamente de eso.

¿Y qué ha sido lo más difícil Daniel? Porque imagino que habrá habido momentos duros en los que habrás deseado tirar la toalla y dejarlo todo.
He de decirte que he vivido la obra como si fuera un espectador. Gracias a los testimonios gráficos de los que dispongo, he ido creando una película en mi mente en la que veía a mi padre navegando por el atlántico, paseando por las palmas o remando en aquella maldita balsa para conseguir llegar a tierra. En ocasione algunas de esas visiones me han ocasionado dolor, pero paralelamente he descubierto unas vivencias apasionantes y sorprendentes desde la mirada de un joven de 23 años y en 1949. Situaciones inverosímiles y descubrimientos asombrosos que hoy día forman parte de nuestro devenir diario pero que en aquella época, pocos tenían la suerte de vivirlo. No te puedo ocultar que con Diario de un Viajero forzoso he llorado muchas veces mientras escribía la historia.

Aunque el hilo conductor de la obra es la historia de un joven de 23 años, en la novela interactúan otros muchos personajes que aportan pinceladas novelísticas en aquel viaje que duró prácticamente 6 meses. ¿Cómo ha sido entrar en ellos y construirles una imagen y una vida en torno a la figura de tu padre?
Maravilloso. He amado y he odiado a partes iguales a todos y a cada uno de ellos. Ten en cuenta que la imagen de mi padre la tengo muy presente, pero del resto solo he tenido las pinceladas que el mismo les dio en sus memorias. Aún así, les he construido caras, ademanes, caracteres y he intentado a cada uno de ellos darles el justo lugar que se merecen en la obra. Cierto es que detrás de cada uno de ellos se esconden maravillosas historias que hubieran complementado a la perfección la obra, le hubieran otorgado, además de muchas más paginas aumentando la odisea y otorgándole un sentido más novelístico. Pero he creído conveniente conservar la esencia de las memorias que me legó mi padre y retratar un solo protagonista y muchos actores secundarios. Aunque tal y como te digo, cada uno de ellos se merecería tener su propia historia.

Daniel Fez
Diario de un Viajero Forzoso está disponible en Amazon y librerías.

Querido compañero conociéndote, dudo mucho que esta novela carezca de ese pellizco tan particular que muchas veces tienes en lo que escribes donde la acidez y un poco la moraleja, forman parte de tu ADN como redactor. ¿Esta obra también hay una doble lectura?
Me conoces y además me sueles frenar, porque sabes que escribo lo que siento sin medir en ocasiones que pueda desagradar a alguien. Es algo que aprovecho para agradecerte, porque si no alguien ya nos hubiera metido en tribunales jejej. En esta ocasión, Diario de un Viajero Forzoso es una sabana en blanco. Cierto es que todo o casi todo lo que se escribe sobre esta época suele tener la pincelada de lo politizado, del exilio, de la huida o de la dictadura, pero he querido respetar los motivos y como te dije anteriormente, la propia independencia y libertad de mi padre para no entrar en valoraciones que serían inciertas. El abandona Granada y se embarca en esta aventura simplemente porque era un soñador. El mismo admite también en la obra que aquel viaje le hizo aprender a diferenciar entre el bien y el mal, a distinguir y a medir ciertos comportamientos y como no, le enseño a ser independiente y a luchar por aquello que se desea. Sin duda, toda una lección de vida.

Hay lectores que me comentan que has creado una historia real tan realista, que es imposible despegarse de la lectura. Igualmente opinan que se han quedado con ganas de más, de conocer a todos esos maravillosos personajes que atravesaron en 1949 el atlántico junto a tu padre. Hay hasta quien nos ha dicho que deberías escribir una segunda parte. ¿Cuál es tu opinión sobre esto?
Mal, ahora mismo no me hables de escribir esa segunda parte jajajajaj. Vamos a disfrutar de esta y a sentir lo que es tener que dejar tu tierra para buscar un horizonte mejor. Esto nos sirve quizás para entender un poco mas aquellos que por la guerra o el hambre huyen de sus países actualmente y hay que recapacitar sobre ello. Material hay desde luego para una segunda parte, porque la verdad, tanto mi padre como mi madre tuvieron una vida hasta el final de sus días que ya la quisiéramos muchos. Y sobre todo y mas importante amor, mucho amor.

Y para ir terminando, los que aún no tengan tu novela, ¿dónde y cómo la pueden conseguir?
Aparte de estar en algunas librerías, he querido facilitar la comodidad a los lectores que en ocasiones no tiene acceso a estos centros físicos de venta y he dado prioridad a la venta en la plataforma online Amazon. Disponemos, tanto del formato físico o tapa blanda como se le suele llamar, como del formato Ebook para todos/as aquellos que deseen leerla a través de sus dispositivos. Aquí os dejo el enlace:

Diario de un viaje forzoso / Amazon

No me quiero despedir sin desearte todo toda la suerte del mundo en esta aventura literaria, hablo también en nombre de todo el equipo de TFRMagazine. Daniel, no solo vive con intensidad los desfiles, las presentaciones, lo que escribe o su propia profesión como docente y creativo. Además de todo eso, tiene la capacidad de disfrutar con lo que hace y eso es una de las cosas más maravillosas que existen. Diario de un Viajero Forzoso no es más que una muestra de esa capacidad de entregarse en cuerpo y alma a la pasión por escribir y aunque como el mismo dice, no ser ni periodista, ni escritor, siempre hay un hueco en todos nosotros para aquellos que quieren contarnos cosas bonitas y apasionantes como lo hace DANIELFEZ. ¡Suerte y enhorabuena!

Sylvia Gargut SYLVIA GARGUT| 13/05/2020
META-TAGS

DIARIO DE UN VIAJERO FORZOSO

NOVELA

LITERATURA

DANIEL FEZ.

NOTICIAS

OCIO

CULTURA

THE FASHION ROUTE MAGAZINE

PODRÍA INTERESARTE

#NOTICIAS DE MODA
Últimas noticias y novedades del mundo de la moda: actualidad, lanzamientos de moda, diseñadores
#TENDENCIAS DE MODA
Los looks y tendencias de moda de la temporada. Descubre lo que más se lleva.
#PASARELAS
Sigue todos los desfiles de las pasarelas a nivel nacional ¡al minuto !
#ENTREVISTAS
Toda la información sobre diseñadores, marcas, modelos y colecciones del mundo de la moda